Examen para detectar enfermedades laborales

Pruebas de enfermedad profesional

¿Cuáles son las enfermedades que más sufren los docentes?

Si bien son múltiples las enfermedades que pueden padecer las personas a causa del trabajo, en el caso de los docentes dichas enfermedades son delicadas e importantes de tratar. Los efectos y riesgos de enfermedades laborales en Colombia para los profesores se tornan a tratamientos psiquiátricos (temas de salud mental, problemas neurológicos o psiquiátricos) o otorrinolaringología (problemas en la voz, la respiración, lumbalgias, cervicalgias, preeclampsia o úlcera de estómago).

1. Síntomas, causas y consecuencias en la salud mental

Las personas dedicadas a la docencia sueles sufrir de estrés, ansiedad e, incluso, depresión. En muchos casos estos síntomas terminan convirtiéndose en enfermedades laborales, las cuales pueden provocar vómito, inestabilidad, falta de sueño, entre otros.  Las razones por que que se padecen este tipo de enfermedades en la labor de la enseñanza se destacan:

  • – La falta y premura de tiempo para terminar el trabajo relacionado con las clases (preparación de las mismas, corrección de exámenes, programación de actividades, etc.),
  • – La falta de disciplina por parte de los alumnos, con reiteradas faltas de respeto hacia los profesores.
  • – La mala organización que padecen algunos centros.
  • – La excesiva burocracia a la que se ven sometidos los docentes por parte de la Administración.
  • – Las respuestas y soluciones ineficaces dadas en el entorno educativo.
  • – El excesivo número de horas lectivas que soportan algunos profesionales a lo largo de la jornada escolar.
  • – La falta de apoyo.
  • – La baja consideración social que actualmente la profesión de la enseñanza
2. Enfermedades de la voz

Cuando se trata de la enseñanza ocasionalmente se pueden encontrar casos de docentes con problemas o enfermedades otorrinolaringológicas. Esta actualmente es una de las causas que provocan deserción laboral para el sector de la educación. Lo cierto es que el uso de la voz es transversal en la labor docente, una de las enfermedades es por ejemplo la afonía, nódulos vocales, entre otras. Lo anterior, ya que se suele alzar los tonos de voz, hacer un mal manejo al gritar o forzar la voz.

Los exámenes de laboratorio podrán determinar si el paciente requiere de una intervención quirúrgica o no. La pérdida de la voz también puede ser ocasionada por exceso de cigarrillo o tabaco, alzar la voz, beber alcohol y cuando se toma agua con temperaturas más altas de la temperatura ambiental.

Se insiste en que estas dolencias sean incluidas en el catálogo de enfermedades profesionales ya que sólo de esa forma puede ser reparado el daño que el trabajo provoca en la salud, pero también se puede posibilitar una verdadera labor preventiva mediante:

  • – Cuidado de la acústica en las nuevas construcciones.
  • – Control de temperatura y humedad de las aulas.
  • – Formación del personal en el uso y cuidado de la voz.
  • – Proporcionar micrófonos a aquellos docentes que presentan síntomas de enfermedad, etc.
3. Enfermedades óseo-musculares.

La espalda es una de las zonas más afectadas en la labor de la docencia y otras profesiones en general. Este tipo de dolores pueden deberse a enfermedades como lumbalgias. Asimismo, también suelen conocerse con constancia profesores con artrosis y problemas de espaldas (nudos, transtornos psicosomáticos, contracción muscular, deformación cervical y lumbar).

Examen psico-físico para docentes 

Los exámenes ocupacionales para los docentes según los riesgos a los que están sometidos durante la realización de su labor son los siguientes:

Valor tarifa Particular: $50.000

Valor cliente corporativo: $40.000

Para grupos de mas de 20 personas solicita un descuento especial mediante cotización

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *